Testimonios

Directo de la fuente

He tenido la fortuna de tomar la terapia de Medicina Energética con Efrat desde hace varios años, y ademas de llevar a mi hijo y ver sus resultados. Repito, lo considero una fortuna. Honestamente llegue a la primera sesión con mucho escepticismo (como buen ingeniero), y a las pocas semanas logre ver el poder de esta medicina de energía. Hoy día he logrado encontrar una forma "mágica"(digo yo) y alternativa de manejar emociones y encaminarlas. He aprendido a respirar y controlar sobretodo el estrés en el que vivimos en esta CDMX. Definitivamente es algo que agradezco exista.

Luis G.

Después de haber sido diagnosticado con un Cáncer “difícil” y pasar por todas las supuestas soluciones posibles de la medicina tradicional con resultados muy pobres, llegue a mi primera sesión con Efrat. Realmente no esperaba grandes cambios, pero era hora de probar algo diferente. 
No podía haber estado más equivocado. Hoy estoy feliz, convencido y agradecido de haberla conocido. Sus terapias y sus consejos lograron que yo descubriera un camino a una calidad de vida realmente buena donde me enseñó a reconocer la capacidad que tiene cada quien para curarse física y emocionalmente. Es impresionante lo sano que te sientes durante y después de cada sesión. Sus técnicas son fantásticas y ella es un ser humano invaluable.
 RECOMENDABLE para cualquier persona que quiera sentirse vivo otra vez, sea cual sea su problema. GRACIAS EFRAT

Moises D.

Con la Medicina Energética aprendí a escuchar a mi cuerpo, ya que esté habla y nunca miente, a soltar y dejarle al universo todas mis angustias y preocupaciones, encontré la ayuda necesaria para analizar las situaciones que estaba viviendo y así poder equilibrar la energía en mi persona para poder superar dolor, culpas, miedos, apegos y demás energías que vibran bajo y te enferman. Tambien aprendí a subir las energías propias y a sintonizarlas para tener la luz necesaria para poder brillar de nuevo. 
En el consultorio de Efrat encontré a un ángel sanador de cuerpo y alma. A una persona amorosa llena de luz que despertó en mí la conciencia necesaria para sanarme a mí misma. 
Siempre le estaré eternamente agradecida.

Raquel H.

Mi experiencia con Efrat fue a consecuencia de mi separación de una relación de pareja de cuarenta años aproximadamente, y cuando empece este camino no había orden en mis pensamientos y en mi corazón, por lo tanto sentía mi vida sin rumbo.
Con Efrat comencé a entender el orden perfecto del universo y cómo todo sucede en el mejor momento. Cuesta mucho trabajo, pero es algo que tenemos que trabajar todos los días para ocupar nuestro justo espacio en el universo.
Aunque se que mi separación empezó el mismo día que se inició la relación, tengo más de cinco años en esta nueva etapa de crecimiento integral, en el que día a día busco la paz en mi mente y espíritu y en consecuencia en mi vida diaria.
Solo debemos recordar que somos energía, que todo es energía y debemos de fluir cómo tal con amor y gratitud
Gracias de corazón, Efrat.

Silvia S.